Filosofía del Taekwon-do

El Taekwon-do es un Arte Marcial, relativamente nuevo, pero sus bases son fundamentadas en las Antiguas Artes Marciales Coreanas, es por esto que el Taekwon-do consta de una bella y completa filosofía.

Igualmente podemos encontrar evidencia de la filosofía del Taekwon-do en el respeto que transmite cada alumno para con sus compañeros, instructores o cualquier otra persona.

Aunque la traducción literal del Taekwon-do es “El arte de patear y golpear”, (Tae significa “patada”, Kwon significa “puño” y Do “arte/Camino”) ésta no es más que una traducción superficial. “DO” en coreano implica el acercamiento filosófico a una manera de la vida, una vía para alcanzar la claridad. Los estudiantes de Taekwon-do, con un entrenamiento físico y riguroso, proponen mejorarse físicamente, mentalmente y espiritualmente.

La cultura coreana y sus artes marciales fueron influenciados fuertemente por el budismo y enriquecido Hwarang (Grupo militar, constituido por una organización social para la juventud noble que fue instituida por rey Cgin Seung de la dinastía Silla).

La unificación de los tres reinos fue posible por la influencia espiritual del Hwarang-Do. Su código de honor consistió básicamente en:

Respeto a la nación
Respeto y obediencia a los padres
Honor a los amigos
Justicia y omisión a la violencia innecesaria
Valor

Estas es la espina dorsal filosófica de las Artes Marciales Coreanas. Simplemente hablando, la filosofía del Taekwon-do es alcanzar una comprensión del amor y de la benevolencia, del magnanimidad de la condolencia y del carácter.

Es aquí, que la cultura Coreana moderna, así como sus Artes Marciales, tomaron dichos principios y los formaron como parte de su filosofía, es por ende que los practicantes de Taekwon-do, en la búsqueda de su mejoramiento tratan de alcanzar y cumplir esos principios.

Descargar Solicitud de Inscripción

Inscrip

Club Harrods